Las Lentillas Biónicas del Superhumano

lentillas telescopicas

Fuente: cnn.com

Muy pronto, muchas personas con problemas en los ojos se despedirán de las gafas gracias a las lentes de contacto biónicas, cuyas pruebas están en curso desde hace unos pocos años.

Por ahora, es importante mencionar que las pruebas para la lente biónica se encuentran en su etapa avanzada. Dichos tests involucran principalmente experimentos en córneas de cerdos y están siendo exitosos.

Lo que falta ahora es probar esta lente biónica o telescópica en el ojo humano. Si las pruebas son positivas en el ojo humano, entonces las gafas y las lentillas tradicionales pronto serán una historia.

¿Qué es una lente biónica?

Durante muchos años, digamos que cerca de 50 años, los investigadores oftalmológicos has estado buscando formas de ayudar a las personas con trastornos de la vista para ver sin el uso de gafas. No es una búsqueda fácil.

Es por esta razón que están pensando en desarrollar una lente biónica que tenga la capacidad de ayudar a las personas con complicaciones oculares para ver desde todos los ángulos.

La lente biónica es súper pequeña y puede caber dentro del ojo humano. Contrariamente a las gafas normales, otra persona no puede ver fácilmente la lente biónica o la lente de contacto biónica a menos que sepa que la estás llevando.

El nuevo dispositivo cuyas pruebas están en marcha es similar a la lente de contacto convencional. Sin embargo, la lente biónica tiene otros detalles. Algunos de los detalles que están presentes en la lente biónica, que hacen la diferencia con la lente de contacto convencional, son las luces infrarrojas y los circuitos electrónicos.

Según Babak Parviz, de la Universidad de Washington, esta innovación será un gran avance para el mundo. “Es posible que cualquier usuario de la lente biónica vea virtualmente todo lo que pueda ver cualquier ojo humano normal que no tenga un problema”.

El origen de las lentillas biónicas

Durante mucho tiempo, los investigadores médicos, especialmente los oftalmólogos, están trabajando árduamente para hacer que aquellos que tengan complicaciones oculares puedan alcanzar una mejor visión.

El Dr. David Smadja y algunos de sus amigos en el centro médico Shaare Zedek están trabajando actualmente en un invento médico para producir la lente biónica del siglo XXI. Otros en el proyecto, como son el Profesor Zeev Zalevsky, el Profesor JP Lellouche, del Instituto Universitario de Nanotecnología Bar-Ilan y de Materiales Avanzados en Israel, están trabajando para asegurar que el nuevo objetivo biónico funcione.

Aspectos de la lente biónica

La magia de la lente biónica es que los usuarios pueden ver claramente todas las cosas sin importar la distancia. No necesitan cubrirse los ojos con nada. Sin embargo, la lente biónica se oculta discretamente dentro de los ojos.

Aunque es funcional en la etapa de prueba actual, los investigadores están trabajando para agregar otras características. Una de las características que se agregará a la lente biónica actual será la capacidad para compartir la perspectiva de los usuarios con otros usuarios de lentes biónicas.

También se cree que con la nueva lente biónica no habrá más cirugía ocular ni cataratas. Esto agregará una nueva vida saludable a los pacientes que viven con complicaciones oculares.

La otra ventaja recaerá en los pacientes que sufren de glaucoma. En este caso, según los investigadores, las cataratas crean una mala imagen en la lente de los ojos, formando así toxinas que son dañinas para el ojo normal.

Una vez que las pruebas que están actualmente en curso sean exitosas, no habrá gafas ni cataratas. Y los pacientes con glaucoma tendrán finalmente una solución completa.

Según la OMS, en la actualidad, más de 22 millones de personas padecen glaucoma y cualquier forma de cataratas. Todas estas personas han pasado de los 40 años y es probable que sufran otras complicaciones oculares relacionadas a medida que avanzan en edad. Esto sucederá a menos que la lente biónica funcione.

El mismo informe de la OMS y otros organismos responsables dicen que es probable que la cantidad de personas que sufren estas complicaciones oculares aumente a más de 30 millones en 2020.

Es por esta razón, cualquier esfuerzo por reducir o incluso frenar el aumento de este número es bienvenido. Los informes preliminares de las pruebas muestran que es posible que la lente biónica logre hacer su magia pronto.

Más por hacer

Aunque la invención de lentes biónicas parece ir en la dirección correcta, hay otras cosas que tal vez no pueda resolver.

Por ejemplo, algunas complicaciones oculares necesitan más investigación y varios años antes de que finalmente obtengan una solución. Por ahora, algunas de las complicaciones oculares que requieren atención científica, incluyen los nervios ópticos dañados, las córneas nubladas y la ceguera al color, entre otras complicaciones graves.

Por ahora, las personas con estas complicaciones oculares tendrán que esperar un poco más antes de que se resuelva su problema. Pero incluso antes de eso, los que trabajan detrás de la lente biónica ya están diciendo el precio que cada lente biónica valdrá.

Una lente biónica para un solo ojo pronto costará $ 3,200. Eso significa que si deseas tener una lente biónica en ambos ojos, la suma asciende a $ 6,400.

Este precio para un solo ojo o dos sólo cubre el pago de la lente biónica. Uno necesita cargar con un coste adicional si se desea que se injerte la lente biónica a tráves de cirugía

Por lo tanto, aunque la lente biónica es una buena noticia para las personas con complicaciones oculares, debe haber un coste elevado.

A medida que la tecnología se hace más avanzada, es probable que el precio de la lente biónica llegue se reduzca considerablemente. Además, hay posibilidades de que las nuevas lentes biónicas vengan con características avanzadas.

Usos recreativos de las lentes biónicas

Por ahora, el mundo necesita ir preparándose para la llegada de la lente biónica e, incluso, para las lentes telescópicas de contacto, cuyo objetivo último será multiplicar por tres la visión humana, independientemente de tener problemas oculares o no.

A priori, esto puede parecer una aplicación banal de tecnologías que mejoren nuestras limitaciones físicas, pero las posibilidades de ocio que se abren pueden elevar nuestros viajes y experiencias multiculturales a niveles nunca antes sospechados.

Imaginad cómo se verían las imágenes más icónicas de rascacielos legendarios como estos, sin necesidad de alojarse en hoteles lujosos a precios inasequibles para conseguir la foto de postal perfecta. Poder regular el zoom de tu propio ojo como si de un smartphone de última generación se tratase.

La magia de la investigación tecnológica en humanos es que por el camino pueden realizarse descubrimientos muchísimo más importantes que el objetivo para lo cual dicha investigación fue abierta.

¡Llegará un día en que veamos mejor que un águila! Mientras tanto, echa un vistazo a la evolución de los ojos biónicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*